lunes, 27 de febrero de 2017

Con algo de miedo




Donde antes
había gente
ya no hay nadie.
Mis horas
son repiques
de silencios y nadas.
Me paso la vida
transcurriendo
de vacío en vacío
buscando algo
que ya no existe.
De repente
la vida se esfumó.
Hasta los árboles
me miran apenados
cuando voy y vuelvo
a través de los días inútiles.
Es inevitable
que con algo de miedo
cada cierto tiempo
me busque el pulso
y compruebe si he muerto.





28 comentarios:

  1. De verdad que haceis un tandem fabuloso.
    La foto hoy me transmite mucha angustia acorde con el poema.

    Un beso valiente.

    ResponderEliminar
  2. La mirada de la por. Com molt be diu Prozac, feu un tàndem d'excepció.
    Una abraçada i bona setmana

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado un rato observando la fotografía, lo que aparece reflejado en el ojo.
    Parece un hombre.
    Formáis un buen equipo.

    Besos para los dos.

    ResponderEliminar
  4. I molta por!!! Es molt real i te unes textures molt bones. M'agrada!
    Una abraçada, Manel.

    ResponderEliminar
  5. La mirada es tremendamente expresiva ¿pavor ante el acercamiento de lo que se refleja en el iris? Muy buena,
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Ufff, que angustia, tiene algo de daliniana la foto. Personalmente estos acercamientos oculares me producen desasosiego. No no son muy de mi agrado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Acertado emparejamiento del poema y la fotografía.

    Uff!!.
    Besos a ambos.

    ResponderEliminar
  8. Fa por... de tant expressiva com arriba a ser aquesta mirada...

    ResponderEliminar
  9. Magnífica hermandad. Foto y poema se completan mutuamente.

    Beso a los dos.

    ResponderEliminar
  10. Vigilante? Acechar? Vigilado? Terrorífico , no obstante.
    Y terriblemente buena. Hay que acercarse como los grandes y lo has conseguido.
    Un abrazo, Minimal

    ResponderEliminar
  11. El poema puesto así parece una lágrima cayendo de ese ojo...

    La combinación es magnífica!

    Felicidades y besos a los dos.

    ResponderEliminar
  12. He reconocido a Toro desde el principio, no podía ser otro.
    Muy bien complementado el poema con la imagen.

    ResponderEliminar
  13. Es inmenso el poema de Toro!!
    Y sí,la conjunción de la foto con el poema forman un todo .La mirada siempre habla.
    Aunque como dicen los niños( y yo):"Da un poco de miedo"
    Esto es excelencia!
    Besucos

    ResponderEliminar
  14. Un detalle captado con toda nitidez y que, en efecto, es la expresión del miedo.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  15. Impresionante imagen, amigo... Impresionante...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Pues sí que te ha sentado mal los carnavales, no se si eres el hombre lobo que todos llevamos dentro o es tu parte de Mr. Hyde, jajajaja.

    Grande!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Tu foto y el texto de Toro o viceversa, da mucho más que miedo. Saludos

    ResponderEliminar
  18. La foto y el texto, puro romanticismo. Me gusta la foto de ese ojo inyectado en pavor, estupor, miedo o tal vez sorpresa. Buen disparo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. vivo sin pensar ya que cuando pienso
    dejo de ser feliz
    y quiero serlo
    beso

    ResponderEliminar
  20. Cuando comencé a leer el poema, me dije, "tiene el estilo de Toro", y sonreí cuando al final vi su nombre. La foto es impresionante.
    saludos

    ResponderEliminar
  21. Sabes ? Al ver el ojo he pensado en la navaja de Buñuel. Fantástica. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. No se ha muerto usted, D. Toro y aquí está usted haciendo acto de presencia, iluminando nuestras tardes con sus acertados comentarios, y animando nuestras vidas.
    Su presencia vale la pena.
    Alegre su mirada que ya se vuelve a acercar la primavera.
    Y estamos aquí, rodeados de nosotros. Qué mejor compañía que la de aquellos que miran nuestras almas.

    ResponderEliminar
  23. Impresionante...Vaya amigo como nos vigilas 😉
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias por vuestro tiempo y amables palabras :)))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar